Capturas Olfativas

By Bravanariz

alt

Nuestro exclusivo proceso creativo

¿Pero cómo huelen los paisajes naturales? La respuesta casi siempre se encuentra en el reino vegetal y en su complejo lenguaje aromático. Las plantas no se comportan de la misma manera en sus hábitats naturales, rodeadas de diversidad y en constante colaboración con otras especies, que en el aislamiento y la ordenación de un cultivo. Eso lo sabemos, y para nosotros marca una gran diferencia. Es por eso que salimos ahí afuera y las recolectamos por sorpresa, en su propio entorno, para capturar todas sus propiedades y beneficios, y así obtener la verdadera esencia del lugar.

Prova

Conocer el paisaje

No se trata solo de atravesar el paisaje sino de dejarnos atravesar por él. Dejarnos afectar. Para ello lo primero que debemos hacer es pasar tiempo allí afuera, tomarnos el tiempo. Ese es el ingrediente más importante en todo lo que hacemos. Tiempo para observar y contemplar (que no es lo mismo). Para hacer un estudio botánico, recopilar datos, hablar con lugareños, clasificar familias y densidades de plantas, respirar y sobretodo sentir. Y esta observación tiene que cubrir todo el ciclo anual. De nuevo, tiempo. Los paisajes no huelen igual en verano que en otoño. Y tampoco a primera hora de la mañana que al medio día. Solo entonces, sabiendo qué estación y momento del día son los idóneos para capturar el alma aromática del lugar comenzamos nuestro particular proceso de las Capturas Olfativas.

Prova

Formular la experiéncia

Este proceso, anterior a la propia formulación del perfume, engloba todo lo que hacemos hasta obtener lo que llamamos un Referente Olfativo Literal del paisaje que queremos capturar e incluye la recolección manual de plantas en su entorno (siguiendo nuestro exclusivo protocolo sostenible de recolección silvestre) , la destilación y creación de la Captura Olfativa y la posterior comparación de esta con el paisaje de referencia.